Las bodas son un trabajo duro, y le corresponde a la dama de honor ayudar a manejar algunos detalles importantes. Ella es la persona a la que acudir para la novia cuando se trata de orientación, una nueva perspectiva y, bueno, algo del trabajo pesado. Ser elegido como asistente de honor puede ser una tarea ardua, pero también es un tremendo cumplido y muy divertido. Si está buscando información nueva que pueda usar para su propia boda, participar en los arreglos de un amigo puede ser una revelación que puede ahorrarle tiempo y también algunos posibles momentos de sorpresa más adelante.

ayudar a la novia

El temperamento de la novia y el alcance de la boda tendrán un gran impacto en la parte o parte de la planificación y organización de la que será responsable la dama de honor. Al ayudar a la novia, la dama de honor puede ser en parte facilitadora, secretaria, repartidora, consejera, decoradora o casi cualquier otra cosa. Esta lista parcial le dará una idea de algunas formas útiles en las que puede ser presionado para el servicio:

  • Explorar lugares para bodas.
  • Selecciona invitaciones y ayuda con la preparación de invitaciones.
  • Explore las opciones florales y otras opciones decorativas.
  • Ayuda a la novia a comprar su vestido de novia y elige los vestidos de las damas de honor.
  • Supervisar la entrega de los vestidos, controlar las pruebas y ayudar con otras funciones de vestuario.
  • Anime a la novia a registrarse para recibir regalos, corra la voz sobre dónde está registrada la novia y responda cualquier pregunta sobre regalos que pueda surgir.
  • Ayuda con la planificación de la luna de miel.
  • Ayuda con los detalles del plano de asientos.
  • Asistir a la degustación de pasteles y hacer recomendaciones.
  • Asistir a las reuniones de catering o catas y hacer recomendaciones.
  • Organiza la despedida de soltera.
  • Organiza la despedida de soltera.
  • Mantenga los horarios y sea de ayuda general para que las cosas avancen.
  • Asistir a la cena de ensayo.
  • Mantenga una lista de los regalos recibidos.

Deberes de dama de honor para el gran día

La dama de honor también tiene algunos deberes específicos el día de la boda más allá de mostrar una gran sonrisa y mantener feliz a la novia:

  • Ayude a la novia a vestirse y lidiar con su cabello, joyas y el inevitable nerviosismo del día de la boda.
  • Consulta los detalles de última hora, como instrucciones para el fotógrafo y entregas en sala.
  • Actuar como mensajero entre la novia y el novio (y varios y diversos miembros de la familia).
  • Manejar asuntos relacionados con el vestido y el velo. La maniobrabilidad podría ser importante aquí, incluso en el baño, por lo que este es un deber importante y, a veces, inesperado que implica levantar, esponjar, arreglar y reorganizar.
  • Sostenga y proteja el anillo del novio.
  • Mantenga el ramo de la novia durante la ceremonia de boda.
  • Sea testigo de la firma de la licencia de matrimonio.
  • Sea parte de la línea de recepción en la recepción o actúe como saludador.
  • Brindis por los novios.
  • Participe en el primer baile en una recepción formal (junto con el padrino).

Si la novia cuenta con la ayuda de miembros de la familia, el novio o muchas damas de honor que quieren colaborar, las responsabilidades de la dama de honor podrían limitarse a las funciones ceremoniales del día de la boda y algunas otras contribuciones útiles.

La dinámica entre la novia y la dama de honor afectará cómo se desarrolla el proceso de planificación. Sin embargo, es una apuesta segura que, si eres una dama de honor, no estaría de más tener un oído comprensivo, una paciencia ilimitada, un planificador diario y sentido del humor.