Estas golosinas huelen lo suficientemente bien como para comerlas, pero serán lo suficientemente especiales como para guardarlas.

Nota: El tiempo real para este proyecto es de menos de una hora, pero el tiempo de secado de la masa es de unos pocos días, así que planifique en consecuencia.

Materiales necesitados:

  • Coba
  • Canela
  • Pegamento
  • Rodillo
  • Cortador de galletas en forma de corazón
  • Uña
  • Espátula
  • Rejilla de refrigeración
  • cuerda o cinta
  • Tarjeta de nota
  • Lápiz

Mezcle 1 taza de puré de manzana, 1-1/2 tazas de canela y 1/3 taza de pegamento en un tazón. Forma una bola con la mezcla y enfríala en el refrigerador durante al menos media hora.

A continuación, espolvorea un poco de canela en una tabla de cortar. Estire la masa hasta que tenga un grosor de aproximadamente 1/4 de pulgada. Recorta formas de corazón con un cortador de galletas y usa un clavo para hacer un agujero en la parte superior de cada corazón. Con una espátula, mueva los corazones a una rejilla para enfriar y déjelos secar durante unos dos días.

Una vez seco, pase un trozo de cinta por el agujero y ate un lazo (Opcional: Adjunte una nota del Día de San Valentín a la cinta.)