Elegir un estilo es uno de los mayores desafíos en la elección de vestidos de dama de honor. Debido a que los tipos de cuerpo pueden variar tanto, puede ser difícil encontrar un solo estilo de vestido que favorezca a todas las mujeres de su lista.

Los fabricantes de vestidos han tratado de hacer esto más fácil proporcionando vestidos en diferentes estilos que tienen aspectos unificadores en común, como la tela, el color o los accesorios. Puede elegir vestidos individuales que halaguen a los usuarios pero que aún se vean lo suficientemente similares como para presentar un conjunto atractivo y unificado para la ceremonia de la boda y las fotografías posteriores. Solo asegúrese de pedir todos los vestidos al mismo tiempo. Las telas pueden tener un aspecto muy diferente según los lotes de tinte asociados, así que asegúrese de que la tienda de novias sepa que son todas para la misma boda.

Las cubiertas de accesorios también pueden ser un salvavidas. Un chal, una bufanda o incluso un bolero colocados estratégicamente pueden hacer que una dama de honor consciente de su cuerpo se sienta más cómoda con un estilo de vestido que funcione para todos los demás en la fiesta.

Los vestidos de dama de honor tienen un tamaño diferente de un fabricante a otro. Cada dama de honor tendrá que medirse para su vestido y luego esperar a que el vestido se haga o se ajuste a esas medidas únicas. Esto puede tomar tiempo y puede requerir más de un ajuste. Según la tienda, el fabricante del vestido y la época del año, los plazos de entrega pueden variar de unas pocas semanas a unos pocos meses. Un buen enfoque es comenzar el proceso tan pronto como haya seleccionado los vestidos. Por lo tanto, planifique con anticipación y mantenga su sentido del humor. Si una dama de honor se pone a dieta, descubre que está embarazada o decide que el helado es la mejor comida reconfortante para una ruptura, es posible que te encuentres con un poco de drama adicional.

Nos gustaría decirte que si eliges el estilo y la tela adecuados, esos vestidos de dama de honor se pueden usar en múltiples ocasiones. Pero no queremos mentirte. Los vestidos de dama de honor cumplen una función única y específica, por lo que a menudo son difíciles de reutilizar para el uso diario (o de noche). Es humano que las damas de honor quieran que su inversión cumpla una doble función, pero en realidad es una posibilidad remota.

Ahora que se ha ocupado de organizar los vestidos de dama de honor, puede pasar al siguiente paso en la planificación de su boda. Probablemente haya otros mil detalles que cuidar, así que relájate y disfruta del momento.