Todos los ojos pueden estar puestos en la novia, pero todos los asistentes te evaluarán. No tendrás que preocuparte de que los pelos se escapen de tu peinado y nadie juzgará el escote de tu vestido. Pero, como padre de la novia o del novio, su atuendo debe establecer un estándar para la formalidad de la boda.

Si la ceremonia es de etiqueta, se espera que vista un esmoquin o un atuendo formal para la cena. El negro, el carbón y el azul marino generalmente se consideran colores apropiados para trajes formales en ceremonias nocturnas e invernales. Los vestidos marrones, beige y azul marino son los preferidos para eventos diurnos y de verano; durante el día, puedes optar por una chaqueta sport, un pantalón sastre y una corbata. Las opciones de color son mucho más variadas en las ceremonias casuales, pero el hecho de que lleves un blazer no significa que puedas presentarte con algo que usarías en la oficina. ¡Después de todo, este es el día de la boda de tu hijo!

Su vestimenta estará determinada por el estilo y la ubicación de la ceremonia, por lo que, incluso si siempre ha soñado con usar un esmoquin para regalar a su hija, tendrá que vestirse con algo más informal si ella se va a casar. nupcias en la playa. No tienes que vestirte con chancletas y pantalones cortos de color caqui, por supuesto, pero los pantalones de vestir y una chaqueta deportiva liviana serían más apropiados. Por supuesto, lo contrario también es cierto, así que no se ponga brusco acerca de atarse una corbata de lazo si su hijo decide decir «Sí, acepto» en una ceremonia formal en una catedral.

Si la fiesta de bodas se adhiere a un patrón o tema de color específico, por ejemplo, rojo y blanco para las nupcias del Día de San Valentín, su vestido debe reflejar esos colores. En este caso, podrías optar por un esmoquin blanco con una pajarita roja. Si lo desea, puede usar algo más tradicional, como un esmoquin negro estándar con un pañuelo de bolsillo rojo, siempre que no entre en conflicto con el aspecto general de la fiesta de bodas. Junto con los padrinos y el padrino, estás marcando el estilo del evento, pero también tienes que adaptarte a él.

En última instancia, es la novia quien tiene la última palabra sobre el atuendo del día de la boda, así que busque su aprobación, ya sea que sea su niña pequeña o su futura nuera.