Un sistema de monitoreo de video le permite ver y escuchar a su bebé todo el tiempo, pero no le dirá por qué se preocupa. Para eso, necesitas un analizador de llanto de bebé. Lo sabemos, este es otro de esos dispositivos que pueden hacerte pensar en bebés mimados (o en sus padres), pero el dispositivo es bastante útil. Después de todo, a menos que tenga el pañal lleno, no siempre es evidente cuál es el problema.

El analizador lee el tono del llanto de su pequeño para determinar si el niño tiene hambre, está aburrido, estresado, somnoliento o molesto.

Claro, todos estos síntomas pueden manejarse con un biberón, un cambiador o un abrazo, pero aún así es bueno saber por qué está molesto.