El almacenamiento es una de las formas más obvias de reutilizar el cartón. Después de todo, ¿quién no tiene una caja de facturas viejas, talones de pago y extractos bancarios tirados por casa? El cartón ofrece muchas más oportunidades de almacenamiento inspiradas y útiles para la temporada, el día a día y otros fines.

Por ejemplo, las luces navideñas se pueden enrollar alrededor de tubos de papel de regalo de cartón para evitar enredos molestos. Los cables eléctricos, hilos, cuerdas y casi cualquier otra cosa que pueda enredarse también se pueden almacenar de esta manera. Las cajas de licor vacías con divisores ofrecen un lugar seguro para guardar adornos delicados, cristales, bombillas u otros objetos frágiles. Los operarios pueden usar esas mismas cajas de licor para separar convenientemente el hardware del hogar, incluidas tuercas, pernos, clavos y tacos.

Y si pensabas que lo único para lo que servían los tubos de toallas de papel era para hacer un megáfono improvisado, piénsalo de nuevo. Estos tubos de cartón son ideales para mantener documentos importantes como certificados de matrimonio, facturas o obras de arte infantiles sin arrugas.