Durante los últimos cincuenta años, los padres estadounidenses han aumentado radicalmente la variedad de nombres que les dan a sus hijos. En la década de 1950, los 50 nombres más populares representaban el 63,4 % de todos los niños nacidos y el 52,1 % de todas las niñas. Pero para 2004, los 50 nombres principales cubrían solo el 34,6 por ciento de los niños y el 24,4 por ciento de las niñas. A medida que más personas se mudan a los Estados Unidos y usan nombres culturales populares o tradicionales, la variedad de nombres aumenta. Además, ahora es más probable que los padres de todos los orígenes étnicos busquen nombres menos comunes para sus hijos.

En este nuevo clima para nombrar, es más importante que nunca que los padres tengan buena información sobre la cual basar esta importante decisión. Este artículo le brindará la ayuda que necesita para encontrar el mejor nombre para su bebé. Compararemos nombres de bebés comunes e inusuales; veremos cómo la etnicidad y la cultura han influido en las tendencias de nombres de bebés; y examinaremos cómo los medios han influido en estas tendencias. Comencemos con algunos consejos para nombrar bebés.

Consejos de expertos

El primer paso en este emocionante proceso es considerar tantos nombres como sea posible. En este artículo, encontrará algunas docenas de nombres de bebés para que piense en el proceso. Debe estar especialmente interesado en el origen del nombre si desea elegir un nombre que refleje su origen étnico. Debería querer aprender sobre la historia del nombre, ya sea que esté buscando un nombre que sea popular hoy en día o uno que sea más nostálgico. También debe querer saber acerca de personas famosas o personajes conocidos del cine y la literatura que hayan tenido el nombre, porque esto es parte de la herencia que le transmite a su hijo.

Aunque eres libre de ponerle a tu bebé el nombre que elijas, la decisión de cómo llamar a tu hijo no debe posponerse hasta el último minuto. Los padres deben recordar que cualquier inspiración espontánea para el nombre de su bebé podría afectar a ese niño de por vida. Antes de elegir un nombre, tómese el tiempo para hacerse algunas preguntas:

  • ¿El nombre es fácil de deletrear y pronunciar?
  • ¿Es fácil de recordar?
  • ¿Qué apodos se pueden derivar de él?
  • ¿Las iniciales forman una palabra? Si es así, ¿es probable que esa palabra resulte vergonzosa de alguna manera?
  • ¿El nombre en sí se parece a alguna palabra con significados inadecuados? Es una buena idea consultar un diccionario completo, especialmente si está eligiendo un nombre muy poco común, para asegurarse de que no causará vergüenza inadvertida a su hijo.

Se recomienda que le dé a su hijo un nombre completo en lugar de una forma diminuta del nombre. Un nombre que es lindo para un bebé puede no envejecer bien. Katherine Louise es preferible a Katie Lou. Siempre puede darle un apodo a un niño, y la forma tradicional seguirá siendo su nombre legal.

Tenga cuidado al nombrar a su hijo como una persona viva conocida, como un político o un artista. No puede predecir el futuro de nadie, y su hijo podría quedarse con un nombre que tiene una connotación negativa.

Considere su apellido, especialmente si tiene un guión. ¿El primer nombre que ha seleccionado fluye fácilmente con el segundo nombre y el apellido? Además, evite usar nombres que, junto con su apellido, sean demasiado lindos, como Crystal Glass, Candy Barr, Destiny Child o Phil Fuller.

Si es posible, ambos padres deben ponerse de acuerdo sobre el nombre del bebé mucho antes de la fecha de parto. Una vez que haya decidido un nombre, debe intentar ceñirse a él y evitar cambios de última hora. Lea esta información con su familia, haga listas de sus nombres favoritos y discuta sus reacciones. Su hijo apreciará su consideración.

Una gran decisión para los padres es elegir un nombre común o inusual para su bebé. Los nombres comunes e inusuales tienen sus propios aspectos positivos y negativos, según los investigadores. Echa un vistazo a sus hallazgos en la siguiente sección.