Algunos niños son simplemente nerds de la ciencia: miran insectos con lupas, le piden juegos de química a Santa y frecuentan el sitio y el canal Discovery Kids. Pero es posible que algunos niños no sepan que les gusta la ciencia porque nunca se les ha presentado de una manera que les parezca interesante. Tal vez esa sea una de las razones por las que Estados Unidos ha sido clasificado en el puesto 17 en el desempeño científico de los estudiantes por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Un programa llamado Mad Science les permite a los estudiantes participar en sus propios experimentos científicos, mientras exploran temas emocionantes como los cohetes. Dichos proyectos pueden ayudar a los niños a ponerse al día en ciencia apelando a los lados inquisitivos de los jóvenes.

Mientras tanto, la división extracurricular del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., afterschool.gov, recomienda varios planes de estudio de la NASA. Eso es lo mejor de los programas de ciencias: las posibilidades son ilimitadas. Entonces, si un niño tiene más interés en el sistema solar que en el sistema digestivo de una rana, hay un programa para él o ella.

La ciencia no es lo único que a los niños les gusta explorar. Sigue leyendo para conocer nuestra próxima idea.