Enseñar a un niño a batear una pelota no es fácil. Además de aprender a sostener el bate, mirar la pelota y hacer swing en el momento adecuado, el niño también necesita confianza en sí mismo. Aprender a golpear una pelota de béisbol requiere paciencia y práctica. Recuerde, el béisbol debe ser divertido, así que agregue grandes dosis de elogios y aliento. [source: Teach Baseball Slowly and Patiently]

¿Estás listo para enseñar a tus hijos a golpear una pelota de béisbol? Entonces comencemos.

  1. Elige el bate correcto. Deje que su hijo levante el bate al nivel del pecho. Si es demasiado difícil, pruebe con un bate más ligero.
  2. Asegúrese de que su hijo siempre use un casco de bateo para su protección.
  3. Comience usando una camiseta de bateo. Fije la altura al nivel de la cintura para ayudar al niño a aprender a nivelarse.
  4. Comience a lanzar después de que el niño haya dominado el tee de bateo. Ahora tendrá que aprender a golpear una pelota en movimiento. Explique pacientemente cómo concentrarse en la pelota y cuándo comenzar el swing. Necesitarás mucha paciencia y ánimo en esta etapa.
  5. Arrodíllese a unos 1,5 metros (5 pies) de distancia del niño y haga lanzamientos lentos y fáciles.
  6. Aumente la distancia a alrededor de 25 pies (7,6 metros) a medida que mejore el columpio del niño. Lanza lanzamientos lentos y planos para que la pelota entre en línea recta, en lugar de formar un arco.
  7. Aumenta la distancia gradualmente, hasta que estés a unos 13,7 metros (45 pies) del bateador (esta es aproximadamente la distancia que se usa en las ligas menores de béisbol). Lance la pelota en un arco bajo, aumentando la velocidad del lanzamiento a medida que mejora el bateo del niño.

[source: Teaching Kids to Hit a Baseball]

Una vez más, la paciencia es la palabra clave aquí. Los niños mejoran a su propio ritmo, y las cosas apresuradas solo pueden llevar al desánimo.