Alguien tiene que imaginar, construir y distribuir los zapatos que eventualmente adornarán tus pies.. Estos factores juegan un papel en el precio de sus zapatos:

mano de obra de calidad – Los productos hechos a mano que tienen una larga historia de mano de obra de calidad pueden costar mucho dinero. ¿Zapatos italianos, alguien? Los zapatos diseñados para los arcos del usuario que se ajustan como un guante y cuentan con cuero suave cuestan mucho dinero. Cuando desee ajuste, función y estilo, opte siempre por la calidad. Si sus pies son de tamaños ligeramente diferentes o si sus dedos maltratados le causan problemas, los zapatos hechos a mano se ajustarán maravillosamente. Están construidos por artesanos y el servicio especial tendrá un costo, pero oh, la comodidad.

Tecnología de vanguardia – Los zapatos para correr, los zapatos para caminar y las botas de trabajo tienen el poder de la ciencia detrás de ellos, y toda esa investigación aumenta el costo. Los zapatos diseñados para mantenerse frescos, pesar muy poco o proporcionar una gran protección son caros. La innovación y el tiempo y el dinero que se necesita para lograrlo hacen subir los precios. Sin las economías de escala en la producción para reducirlas nuevamente, paga más.

Distribución limitada – Es la ley de la oferta y la demanda en el trabajo. Cuando un zapato en particular o un fabricante de zapatos está de moda y los suministros son limitados, el precio sube. Es lo mismo en casi todas las industrias y con cada tipo de producto. Cuando solo tienes que tenerlo, pagas por el privilegio.