Snow goggle giggles es un proyecto artesanal que se basa en las técnicas utilizadas por las tribus árticas mucho antes del desarrollo de las gafas modernas. Utilice métodos antiguos para producir su propia versión actualizada de gafas de sol que reducen el deslumbramiento.

Las tribus que llamaban hogar a las gélidas regiones árticas tenían un problema con el brillo de los interminables campos de nieve. Demasiada exposición al reflejo del sol en la nieve podría causar ceguera, por lo que los antiguos crearon gafas para reducir el resplandor invernal.

Lo que necesitarás:

  • Cartón de huevos de cartón o espuma de poliestireno
  • Tijeras seguras,
  • cuerda o hilo
  • Plumas
  • Lentejuelas
  • Otros cachivaches para la decoración

Paso 1: Lo más probable es que no vivas en esas remotas regiones nevadas, así que puedes hacer las gafas solo por diversión. Corta dos secciones (una para cada ojo) de un cartón de huevos normal.

Paso 2: Átelos juntos en el puente de la nariz con un hilo suave o una cuerda. Ahora coloque una cuerda en cada lado lo suficientemente larga como para atarlos en la parte posterior de la cabeza cuando coloque las hueveras en su lugar.

Paso 3: Antes de ponerse las gafas, corte pequeñas astillas de media pulgada en cada sección de huevo. Asegúrese de mantener los cortes angostos para que pueda ver con muy poca luz reflejada que llegue a sus ojos.

Paso 4: Decora las gafas con plumas, hilo, tela o lentejuelas que puedas tener en la casa. Tenga cuidado de que esas lentejuelas u otros artículos pequeños no entren en sus ojos.

En la página siguiente, descubre cómo hacer un par de anteojos espectaculares.

Para más actividades divertidas y manualidades para niños, echa un vistazo a: