El ron de laurel puede sonar como algo que verterías en un vaso con hielo, pero es más probable que lo encuentres en un jabón de afeitar. Las recetas más antiguas requerían aceites de clavo, laurel y pimiento combinados con una buena cantidad de ron, mientras que las recetas más actuales agregan algunas notas cítricas, como la lima, y ​​otros aromas especiados, como la canela. El resultado es un aroma fresco, especiado y muy varonil. El ron de laurel se encuentra principalmente en productos para el afeitado, como jabones, cremas y lociones para después del afeitado, pero también se puede encontrar en lociones y colonias. Si bien hay recetas de aceites esenciales que se acercan, la mayoría de los aromas de ron de laurel son aceites de fragancia.