Para darle un giro ‘verde’ a un gran juego, recomendamos una ronda de bingo en el patio trasero. Esta actividad del buen samaritano no solo es útil, también es muy divertida. Los niños pueden convertirse en ganadores de bingo y recicladores expertos al mismo tiempo.

Lo que necesitarás:

Reúna a un equipo de amigos y vecinos de su hijo para un día de limpieza. Tome algunas bolsas de basura y entregue guantes de trabajo resistentes. Prestando atención a la seguridad, instruya al equipo de limpieza para que busque en su jardín o en el parque del vecindario trozos de basura con las letras B, I, N, G y O impresas en ellos.

La primera persona que recolecte las cinco letras y deseche la basura de manera segura en contenedores de reciclaje o bolsas de basura especiales, gana el juego. Por supuesto, con este giro ambiental en el bingo, todos son ganadores, pero para el niño que recolecte la mayor cantidad de basura, entregue un premio de una bolsa de compras de tela o una camiseta de algodón reciclado.

NOTA: Tenga cuidado con los vidrios rotos. Proporcione asistencia cuando limpie vidrios rotos peligrosos o cualquier otro artículo del que los niños no estén seguros.

Enséñele a su hijo cómo hacer algo bueno para las personas trabajadoras de su vecindario con la actividad de la página siguiente.

Encuentra más actividades y juegos divertidos en estas páginas: