Si se encuentra con una situación de emergencia en la naturaleza, puede obtener agua dulce del suelo de un ayudante solar. Pruébelo primero en su patio trasero y muéstreles a los niños cómo se hace: es una técnica que puede salvar vidas, pero también es un proyecto potencial para una feria de ciencias.

Lo que necesitarás:

  • Pala
  • Maceta
  • hoja de plástico transparente
  • rocas

Cómo hacer un ayudante solar:

Paso 1: Cava un hoyo de varios pies de profundidad o hasta que encuentres humedad. Coloca una maceta en el fondo del agujero. Coloque una hoja de plástico transparente sobre el agujero.

Paso 2: Pese los bordes con piedras pesadas y selle el agujero con tierra. Coloca una piedra en el medio de la sábana, sobre la olla, para que el plástico se incline.

Paso 3: El agua formará gotas en la hoja de plástico. El calor del sol, atrapado en el agujero, hace que el agua se evapore del suelo húmedo. El agua se condensa en la hoja y luego gotea en la olla.

Paso 4: Si estás perdido y no puedes encontrar suelo húmedo, corta un poco de material vegetal y déjalo caer en el fondo del hoyo. Cualquier humedad en las plantas se evaporará, se condensará en el plástico y goteará en la maceta. Mientras espera, quédese a la sombra para conservar la humedad corporal.

Aproveche la energía bruta del sol para cocinar un perrito caliente. Descubra cómo en la siguiente sección.

Para más manualidades y actividades súper veraniegas, echa un vistazo a: