En el pasado, cuando los niños querían compartir un secreto o jugar juegos de comunicación, usaban un teléfono simple. Puede que no haya sido tan genial como un teléfono celular o un walkie-talkie, pero fue efectivo. Pruebe este proyecto científico sobre la producción de sonido para aprender cómo funciona un teléfono simple.

Lo que necesitarás:

  • Lápiz
  • Clavo u otro objeto puntiagudo
  • Dos recipientes de plástico duro (como recipientes de requesón)
  • Cuerda

Paso 1: Use un bolígrafo para perforar un pequeño agujero en el medio del fondo de cada uno de los dos recipientes de plástico duro, como los recipientes de requesón. Pase un extremo de un trozo de cuerda de 12 pies a través del orificio en cada contenedor para que el extremo quede dentro del contenedor. Haga nudos en cada extremo para que la cuerda no se salga por el agujero.

Paso 2: Sostén una taza y dale la otra a un amigo. Camine lo suficientemente lejos para que la cuerda entre las copas quede tensa. La cuerda no debe tocar nada excepto los recipientes de plástico.

Paso 3: Pídele a tu amigo que sostenga la taza sobre una oreja mientras tú susurras en la otra taza.

Tu voz hará vibrar la cuerda. La vibración viajará a lo largo de la cuerda hasta el otro vaso y tu amigo escuchará claramente lo que susurraste. Ahora escucha mientras tu amigo susurra.

Construya otros teléfonos que usen diferentes longitudes de cuerda y diferentes tipos de contenedores, y compare qué tan bien funcionan.

Continúe en la página siguiente para aprender cómo el volumen y la masa pueden producir música de botella.

Para ver más proyectos de ciencia para niños, consulte: