Cualquiera puede hacer origami simple, que es el arte japonés de doblar papel, pero puedes sorprender a tus amigos con un dinosaurio de origami. Parece que se necesitan habilidades especiales para hacer el dinosaurio; solo tú sabrás lo fácil que es.

Lo que necesitarás:

  • Cuadrados de papel liviano (papel de carta o papel de regalo servirá).

Cómo hacer un dinosaurio de origami:

Paso 1: Dobla un cuadrado de papel de esquina a esquina en ambas direcciones. Desdoble el papel plano después de cada pliegue. Dobla los cuatro bordes hacia el pliegue central. Desdoble el papel plano cada vez.

Paso 2: Pellizque la parte superior de las esquinas arrugadas entre el pulgar y el índice. Presione hacia abajo para que el papel se doble en las líneas previamente dobladas. Repita el paso con la esquina opuesta. Dobla ambos pliegues del papel hacia arriba y presiónalo.

Paso 3: Dobla la forma de papel por la mitad para que los lados abiertos queden hacia afuera y los pliegues doblados formen una solapa en el exterior.

Paso 4: Toma la esquina superior (del lado sin las solapas) y dóblala hacia abajo dos veces para hacer la cabeza del dinosaurio.

Paso 5: Dobla el papel por la mitad a lo largo, ocultando la cabeza dentro.

Paso 6: Sujete el cuello y sáquelo. Frote el dedo sobre el papel para aplanarlo y hacer que el cuello permanezca en su lugar.

Doblar sus patas ayudará a que tu dinosaurio de origami se mantenga en pie.

Paso 7: Tire de la cabeza hacia adelante y aplánela en la parte posterior para que permanezca en su lugar. Dobla las dos solapas hacia adelante para hacer piernas. Si doblas un poco la parte inferior de las patas, el dinosaurio se pondrá de pie.

Sigue leyendo para descubrir cómo puedes albergar tu propio dinosaurio de plástico.

Para más manualidades y actividades divertidas para niños, echa un vistazo a: